Calcetines personalizados sostenibles

Índice de contenidos

Índice de contenido:

  1. Reducir los residuos empezando por la materia prima
  2. Embalaje de los calcetines personalizados sostenibles
  3. Calcetines personalizados sostenibles libres de bacterias
  4. Calcetines personalizados sostenibles y aumento del valor de marca

La empresa Kingly ha ganado un Premio de Regalo Promocional gracias a sus calcetines personalizados sostenibles de punto de hilo. Son calcetines fabricados en Europa utilizando algodón reciclado de alta calidad y botellas PET recicladas. Se trata pues, de un regalo promocional muy adecuado para que lo hagan empresas respetuosas con el medio ambiente.

Reducir los residuos empezando por la materia prima

El objetivo de la empresa Kingly es conseguir un ciclo circular de productos duraderos y de alto valor. Este principio también se puede aplicar a muchos utensilios, ropa y materiales que utilizamos en nuestro día a día. ¡Cuanto más larga sea la vida útil de las cosas, mejor!

Y una vez se han estropeado, devolverlos al Sistema de Reciclaje para dar muchos ciclos de vida. En el caso de los calcetines, reciclaje textil.
El 85% del algodón que Kingly utiliza como materia prima proviene de residuos textiles. Además de utilizar fibras de botellas PET recicladas. Para la producción del tejido de punto de hilo no es necesario ni agua ni productos químicos nocivos. De ahí que todos los materiales utilizados en la producción de los calcetines tienen el certificado Oeko-Tex®. (Si no sabes qué implica este certificado, haz clic en el enlace y te lo cuento. :))

Calcetines personalizados sostenibles

Cuando se realiza un pedido de estos calcetines personalizados sostenibles, se entrega una gráfica donde se muestra la reducción que se ha hecho en consumo de agua, energía, emisiones de CO2, botellas que se han reciclado y eliminación de uso de materiales tóxicos.

Nota aparte:

Señalar que los contenedores de ropa que hay en las poblaciones, no sólo son para dar las piezas que ya no nos ponemos y que los utilice otro. La ropa que se nos ha estropeado (con desgarros o andrajosas), también tiene que ir a estos contenedores. Ya que la pieza se destina a reciclar el tejido.

Embalaje de los calcetines personalizados sostenibles

No tendría sentido producir un producto tan sostenible y que luego los embalajes de los calcetines generen residuos.

La funda donde se empaquetan los calcetines está hecha de almidón de patata. Es un material termoplástico producido a partir del almidón natural, libre de plastificantes y que se descompone al cabo de 8 semanas de haberlo arrojado al contenedor de residuos orgánicos. Las fundas cumplen la norma EN13432 para materiales compostables.

¡Ah! La etiqueta de cartón impresa que acompaña los calcetines está hecha de cartón reciclado.

Calcetines personalizados sostenibles con la funda de almidón de patata

Calcetines personalizados sostenibles libres de bacterias

Es bueno remarcar que al finalizar el proceso de tejido de los calcetines, se limpian al vapor antes de empaquetarlos en las bolsas individuales biodegradables y autosellables. Y estamos hablando de limpieza a 100oC. O sea: M-U-Y L-I-M-P-I-O.

Se consigue eliminar el 99,9% de bacterias y virus.

Calcetines personalizados sostenibles y aumento del valor de marca

Ya lo comentaba con los bolígrafos personalizados de la marca BIC. Asociar tu empresa en un regalo promocional de una marca de calidad como Kingly en el caso de los calcetines o Prodir y BIC en el caso de los bolígrafos personalizados, implica relacionar tu empresa a la calidad.

Los calcetines se pueden personalizar y en cada diseño se puede llegar a utilizar hasta 6 colores diferentes. Los colores corporativos o el logotipo de la empresa están asegurados.

El elevado grado de personalización de los calcetines permite lanzar un mensaje publicitario y al mismo tiempo vincularlo a un punto de vista sostenible. De modo que tu campaña de comunicación tenga un impacto positivo.

Calcetines personalizados sostenibles

Los calcetines personalizados de la fotografía tienen un diseño inspirado en Herbie, el Volkswagen Beetle protagonista de películas como «Ahí va ese bólido» (1968), «Herbie, un volante loco» (1974) o ya en el siglo XXI «Herbie a tope «(2005) con la Lindsay Lohan y Michael Keaton.

Si te ha gustado el artículo, puedes compartirlo
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp